Se llama copla democrático

google y su logotipo de hoy

Ir abajo

google y su logotipo de hoy Empty google y su logotipo de hoy

Mensaje  Nolyn el Lun Mayo 20, 2013 11:54 am

20 de mayo de 2013 16:56 GMT Valoración Con:
1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas 10 votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor. Cuando el 20 de mayo de 1888, a las cuatro de la tarde, se inauguraba oficialmente la Exposición Universal de Barcelona 1888 en el Palacio de Bellas Artes junto a la Via Laietana en presencia de Alfonso XIII, que entonces tenía dos años, y la reina regente María Cristina se culminaba un complejo proceso económico y social en Barcelona. La exposición ya llevaba abierta 1 mes y 11 días, desde el 9 de mayo, pero la presencia de la casa real borbónica fue la culminación política de una compleja preparación. A su cierre el 9 de diciembre del mismo año se ponía fin a 8 meses de muestra, y también a la existencia de parte de las infraestructuras construídas, como el Gran Hotel Internacional del arquitecto Domenech i Montaner. Este edificio modernista de tres pisos y 5.000 metros cuadrados, con capacidad para 2.000 huéspedes, fue construído en 69 días y derribado al final de la exposición. Dejó su hueco en el paseo de Colón, en la superficie ganada al mar con motivo de la muestra.

Las primeras críticas a la exposición llegaron ya cuando se conoció el proyecto del gallego Eugenio Serrano de Casanova (nacido en Neda), aún estando planteado como una iniciativa privada. Se consideró descabellado y costoso, en parte por el corto tiempo en el que se preveía que tenía que estar finalizado, lo que le supuso el rechazo de la prensa de Barcelona. Con un presupuesto que iba aumentando según se planificaba la muestra, Serrano de Casanova fue apartado del proyecto y el propio alcalde Francesc Rius i Taulet junto con el llamado «comité de los ocho», industriales de la ciudad, asumieron el proyecto.

Por aquellas fechas Barcelona tenía 530.000 habitantes y disputaba a Madrid la primacía como principal ciudad de España, a la que le llevaba la delantera en el ámbito industrial, favorecido por la pujante burguesía industrial que se estaba tejiendo en Cataluña con Barcelona como punta de lanza. La monarquía Borbónica estaba en proceso de restauración y la exposición fue una muestra del buen entendimiento de esta burguesía industrial con la monarquía, en busca del progreso económico, pero que provocó las críticas de intelectuales, políticos republicanos y catalanistas que lo consideraron un perjuicio para los intereses de Cataluña.

Esta fue una de las muchas críticas hechas a la Exposición Universal de Barcelona 1888, un acontecimiento de relevancia internacional que sirvió para modernizar y hacer evolucionar la ciudad que marcó un patrón que se repetiría en diferentes momentos históricos como la segunda Exposición Internacional de 1929, el congreso eucarístico de 1952, los Juegos Olímpicos de 1992 o el Fórum de las Culturas de 2004. Paradójicamente en todas estas fechas ha habido críticas similares, las principales en lo referido a la especulación inmobiliaria y la inflación de precios en la ciudad.

Entre los cambios urbanísticos más importantes propiciados por la Exposición Universal de Barcelona 1888 están la urbanización del parque de la ciudadela, la restauración del frente marítimo de la ciudad y del barrio de la ribera, la construcción del paseo de Colón, el Palacio de las Bellas Artes, la urbanización del Born con la inauguración del mercado del barrio y la iluminación eléctrica por primera vez en la ciudad de La Rambla, el Paseo de Colón, el Arco del Triunfo la Plaza de Sant Jaume o el interior del propio recinto de la exposición.

Las condiciones de la mano de obra para la acometida de todas estas obras también tuvieron importantes consecuencias sociales. Miles de trabajadores llegaron a la ciudad atraídos por la promesa de trabajo en las obras de la Exposición Universal de Barcelona 1888. En muchos casos estos trabajadores vivían en condiciones insalubres, muchas veces en campamentos en la playa, y trabajaban a contrareloj durante largas jornadas. En este duro contexto social los movimientos obreros y sindicales surgieron como una necesidad de defender los intereses de los trabajadores, y esto desenbocó en la fundación de la Unión General de Trabajadores (UGT) y tiempo después del Partido Socialista Obrero Español, que celebró su primer congreso en Barcelona en agosto de 1888.

La problemática social y política de la época entre esta primera Exposición Universal de Barcelona de 1888 queda brillantemente reflejada en el libro La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza, libre crónica social novelada situada en este efervescente momento social.

A pesar de las numerosas críticas y de que la Exposición Universal de Barcelona de 1888 no obtuvo el éxito de público esperado , diversos estudios sitúan a la exposición como elemento clave en la primera etapa del turismo catalán. Representa el origen de la hotelería, las nuevas formas de promoción turística, modernos transportes urbanos y nuevos conjuntos monumentales, como destaca Luis Alfonso Garay en su estudio La Exposición Universal de las Artes y las Industrias de Barcelona (1888).Un evento clave en la primera etapa del turismo en Cataluña, de la Universidad Oberta de Cataluña.

//

saludos
Nolyn
Exposición Universal de Barcelona 1888© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A
Nolyn
Nolyn

Mensajes : 1006
Fecha de inscripción : 31/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.