Se llama copla democrático

MI BLOC, QUE NO BLOG

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  achl el Sáb Nov 26, 2016 3:53 pm






No tiene sentido seguir viviendo así

____¿No te das cuenta de que apareció por casualidad, que nada estaba planeado, que todo fue sin pensar?

____Sí, lo sé, pero llevas meses y meses en tu puñetera madriguera, para nada. Eras la misma que movía el mundo con sólo soplarlo. Era imposible pensar que algún día llegaran a destrozarte el alma. Eres masoquista. Sí, eso eres, masoquista. Te envuelven halos de masoquismo. En realidad, te gusta estar así. No le encuentro otra explicación.

____Tú no sabes nada. No sabes lo que es sentir, lo que es querer con las entrañas. No sabes lo que es la sensación de un pinchazo en la boca del estómago si te hieren. Sólo te dedicas a castigarme, cuando no sabes lo que es estar como yo. No es justo. Pero, en realidad, nadie sabe la forma de ayudarme, y tú crees que es mejor tu terapia de choque, pero debes saber que no funciona. Llevas mucho tiempo intentándolo, ¿y de qué ha servido? De nada.

____Creo que el martirio que tienes, tú sola te lo has ganado por idiota. Te avisé, te lo dije pero, por cabezota, hasta que no chocaste contra el muro no paraste. No paraste quieta. Te arrastraste, mientras te pisoteaban, te aniquilabas tú sola. Demasiada frustración para que la puedas entender. Es duro ver a alguien destruirse de esa forma, y sólo por cabezonería.

____¿Crees que fue cabezonería? Me has demostrado que no me conoces, y tampoco eres capaz de conocer los límites de lo que podemos llegar a hacer para que nos quieran. No entiendo cómo lo puedes hacer. Cómo es que no puedes sentir, querer, cómo proteger tu corazón, cómo no sufrir. ¿Cuál es tu secreto?

La charla siguió, pero todo llevaba al mismo punto. Yo era masoquista, yo era la que me destruía sola. Nadie me conocía. Estaba ya harta. A si que me fui a mi habitación, cerré la puerta, y me puse a pensar.

Y pensando, me dispuse a beberme mis últimos pensamientos e intentar dormirme, aún a sabiendas de que cerraría los ojos y aparecerías él, tan hiriente que me dolería, y sería como los demás.

Quedaría en silencio una madrugada más y, sinceramente, no creo que aguantase por mucho tiempo más escondida. Me daba miedo, miedo de que estallase, de que las frustraciones se escapasen y se mostrasen.

Empero, y aunque soy consciente, aún estoy viviendo una farsa. Durante meses me he encerrado en banda, me he encasillado, me he creado mi propio sitio, me he aislado y me he protegido. Y eso no puede ser bueno, pero es lo mejor que puedo hacer para intentar que mi vida, cogida con alfileres, no se caiga de nuevo, y desde luego no me la pisen, como me pasa siempre. Al fin y al cabo, él lleva su parte de razón, cuando me dice esas palabras tan duras...

Estoy ya saturada de vivir en esta situación, pero no me queda de otra. Estoy en punto muerto; si me empujan hacía atrás, caigo: si estiran de mí, ando.


Me dejo llevar por intuiciones absurdas, y sólo me envuelvo en una coraza que no deja pasar el daño, sin querer luchar contra los que me lo causan. Así transcurre mi existencia, tan triste como eso, tan real como mi vida misma



achl

Mensajes : 11919
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  achl el Sáb Nov 26, 2016 5:32 pm




Ahora viene a cuento impregnar aquí un artículo (publicado en ABC Sevilla) que escribí allá por 1998, con motivo de la visita del Papa Juan  Pablo II al tan sufrido pueblo cubano, desposeído de libertar y sometido a la tiranía de un dictador, el comandante Castro, fallecido en el día de ayer, que no por haber muerto deja una secuela de persona non grata, y así desmitifico el mito de que siempre se debe hablar bien de los difuntos, aun malos siendo

______________________________________________________________________


Año 1999, los últimos 365 días del milenio; es decir, en las mismísimas puertas del siglo XXI, y como en Cuba, el indeseable e impresentable Castro insiste en pulverizar todos los Derechos Humanos, con más miseria y tiranía, si caben, y con ese comunismo tan peculiar que predica y que hace ejercer, menos a él mismo, claro, quiero expresar abiertamente mi repulsa a través de la esta denuncia:


Cuba -la nación cubana-
O ‘pinochetean’ a Castro, o pobrecitos cubanos


Con la razón que me da la sangre de hispano y la nitidez de juicio que me proporciona la rabia, denuncio públicamente el viaje a Cuba de El Papa Juan Pablo II, el pasado año 1998, con la firmímisa intención de desterrar, de una vez por todas y para siempre, las mentiras y las medias verdades de un Sistema Dictatorial, obsoleto, aberrante  y… ¿por qué no decirlo?, ¡criminal!

Cuba es para mí, como creo que para la mayoría de los españoles, y no ya sólo por lazos de consanguinidad, sino por razones netamente humanas, una cuestión de puro sentimentalismo.

Todo el mundo sabe que quien allá manda es el tristemente ínclito Castro, el catedrático de la falacia, como lo demuestran sus vomitivos discursos inconexos, que, para más INRI, ordena la comparecencia de todos los ciudadanos cubanos.
   
Me duelen las entrañas ver la situación del pueblo cubano, y juro que hago mía su hambre, y más si se trata de niños, enfermos, ancianos, mujeres… cuando en sus míseras despensas de sus “cuadras” no disponen ni tan siquiera de un trozo de pan, o de una insignificante botella de leche, porque la revolución de Castro solamente ha sabido distribuir la escasez, la pobreza y la miseria.
   
Todos hemos podido ver por la tele la Cuba amable y aparentemente organizada que ha aclamado y reclamado al Papa, seguro con más ilusiones esperanzadoras, para un logro mínimo de bienestar, que por sentimientos cristianos, o ambas cosas juntas. Pero entre esa Cuba propagada y la Cuba real hay la misma diferencia que entre la copla y la música sinfónica, por más confusión que Castro haya fraguado y difundido.

Antes de seguir con estos comentarios, con los significativos pero insuficientes datos que tenía, he procurado recabar más información y he podido hallar denuncias de eminentes plumas cubanas en el exilio, acerca de los barrios inmundos de la Habana, como Ataré, La Lisa, Palopagao, y otros, y ahora estoy en disposición de decir que la revolución de Castro ha superado, con éxito además, la miseria y la marginalidad de las metrópolis capitalistas, para igualar, incluso para rebasar, las patéticas condiciones ambientales de los barrios más miserables de la África más profunda.


Y ahora, continúo...
   
La Cuba actual, evidentemente, no es el gran sueño cubano, ni tan siquiera la Cuba de Batista, es la muy desangelada y cada vez más arrinconada Cuba de Castro, que él solito se está empeñando en convertirla en un tercermundismo puro y duro.
   
Es sabido que La Habana es el gran escaparate de la revolución de Castro, pero no sólo hay que centrarse en las cuatro esquinas de la marginalidad habanera para toparse con las mentiras del comandante porque en la vida de allá se intuye, se palpita, se masca la frustración de un régimen fosilizado en sus instituciones, incapaz de acometer con cojones sus permanentes contradicciones con un mínimo de solvencia política.
   
Es denigrante, por ejemplo, que a los hospitales los enfermos tengan que llevar sus propias sábanas para las camas, y hasta las bombillas para las lúgubres y haraposas habitaciones, sencillamente, porque el Estado no las tiene. Amén de las interminables esperas para ingresos hospitalarios, y no porque se esté atendiendo a otros enfermos, es que son muy insuficientes los Centros de Sanidad. Además, allá no es hospitalizado nadie de a pie para enfermedades que en cualquier país civilizado es obligado: sólo son admitidas las personas en un estado lamentable. Y es tan desfasado el sistema médico que allá funciona, que para conocerlo, sólo basta con saber que para las asistencias de urgencias hay que estar medio muerto para que sean consideradas urgentes. También, y debo hacerlo constar, que no todos los cubanos tienen libre acceso a los servicios de la Seguridad Social, previamente tienen que efectuar una minuciosa supervisión de sus antecedentes laborales. Y es por todo esto que a diario se producen extrañísimas defunciones, sin información de nada de ello al resto del mundo, e importándoles un comino a esa plebe de los Ministerios de Sanidad e Interior, si es que existen, que ellos mismos se sienten exculpados por obedecer ciegamente y al pie de la letra las instrucciones de tirano y cínico dictador.

Con el sueldo de un mes de un profesional medio, un cubano no puede permitirse invitar a su familia a una comida normalita, en un restaurante normalito, porque no llegaría a fin de mes. Además, allá se ve como superfluidad todo capricho, por pequeño que sea, y para el que existe un control tan severo que para sí lo quisiera la Interpool. Igual control del que adolece para otros asuntos de vital interés.
   
En las Cartillas de Racionamientos, el Estado provee a su usuario con un solo par de zapatos, unos pantalones y una camisa, ¡para todo un año!, cuestionando cualquier entrega de ropa interior: camisetas, calzoncillos, bragas, sujetadores, ¡por considerar esas prendas de uso banal y de coquetería! ¿Qué os parece? Y está de más que diga que el jabón (con “b”, no con “m”) la pasta dentífrica, el desodorante y otros artículos de igual necesidad los garantiza el Estado, siempre que ése Estado tenga jabón, pasta dentífrica, desodorante… que esto es casi nunca.
   
Agrego, consternado, que allá la prostitución es dónde únicamente puede perder su gran carga moral, siendo comprensible porque sus rácanos beneficios no tienen otro revertimiento que la subsistencia. “La inmoral exposición de cuerpos de jovencitas y jovencitos cubanos, para servicios sexuales, es en Cuba tan vulgar como en España un mercadillo ambulante”. Y esto es tan indecente que requiere de una solución drástica para el fulminante derrocamiento del único culpable: el amoral Castro, sometedor, in aeternum, del pueblo cubano.
   
Todo cubano que se manifieste, aunque sólo ligeramente, contrario al régimen de Castro, de inmediato es acusado con un peculiar concepto de esquirol, y luego es llevado a las dependencias carcelarias. Y como allá casi todos los juicios son instantáneos y arbitrarios, imagino, o no imagino, el trato que reciben en las cárceles, pues no tengo suficiente información sobre esto y no quiero pronunciarme, aunque después de lo poco que he podido escuchar, por boca de un implicado…
   
Hablando de tanta miseria junta, pensando en tanto infundio para el resto de la humanidad y dudando confirmar mis temores, ensuciaría más aún mis comentarios, o, mejor dicho, les caería más mierda de peso a los sufridos cubanos si es verdad la más que segura fortuna personal de Castro, que tenga donde la tenga, es tan cierto como que existe la propia Cuba.
   
Para mayor información de la cruel realidad de la desesperación de los cubanos, me atrevo a hacer un símil, sin nada de morbo, Dios me libre, “que las travesías fatídicas y mortales que hacen los infelices ciudadanos magrebíes hasta España, en sus obsesionadas huidas, mar adentro, en búsqueda angustiosa de un mínimo de bienestar, se pueden ver como cruceros de placer comparadas con las que hacen los desdichados cubanos para arribar en Miami, con la esperanza de encontrar igual bienestar, pero con el añadido de no poder soportar tanta tiranía y maldad”. Y, encima, el comandante, inculpa a los que se arriesgan, que sobrevivan, claro, de renunciar de su patria, por el ”insignificante” hecho de intentar esquivar la crueldad y por buscar desesperadamente un futuro digno para sus familias.

Es más, aquellos que son capturados por sus viles “perros de caza” poco tiempo les queda por ver la luz del sol. Y a esos viles emisarios despreciables nos les importa obedecer por el sólo objetivo de verse favorecidos, incluso condecorados; es decir, toda Cuba sumida en la miseria y sale a escena el quid de siempre: “los más fuertes actúan despiadadamente contra los más débiles, contagiándoseles la cruel perversión de quien los manda”. Y algunas veces ocurre que estos mandados miserables proceden de igual forma incluso con familiares directos, hijos, padres, hermanos, pero, al final, y después de algunas pequeñas concesiones, son advertidos por el de siempre que a ellos les puede suceder lo mismo si proceden de de la misma forma que los que intentaron fugarse. Es decir, de nada les vale sus permanentes actitudes criminales.
   
Sin embargo, y a pesar de lo que en Cuba está pasando, a siete mil kilómetros de allá, aquí, en España, hay gente (políticos tenían que ser) que desde la izquierda más exquisita y bizca defiende a ultranza la revolución de Castro. Y ante tal evidencia, me hago una serie de preguntas, entre la duda y la consternación: ¿se inventaría la palabra atrocidad para estos casos? ¿Pueden admitir las conciencias tantas barbaridades juntas? ¿Tanta ceguera produce un fanatismo político que no deja ver al ser humano? ¿Es posible tanta hipocresía junta y tanta maldad junta? Y aquellos que así lo procuran, ¿no se paran a pensar que les puede ocurrir a ellos o algunos de los suyos? ¿Es por intereses económicos? No lo sé. Sólo sé que todo esto es luctuoso, además de indecente e impresentable por hacer tanta apología desde el confort de un coche oficial choferizado y una sabrosa retribución en pesetas de una nómina agradecida. A estos revolucionarios de diseño los enviaría yo un mes a la casa, o, mejor dicho, a la “cuadra” de un ciudadano de a pie, y convencido estoy de que no aguantarían ni dos apagones de luz, saliendo de allá zumbando, maldiciendo y cantando aquello de: ¡¡¡¡cuando salí de Cuba…!!!!

No obstante todo lo expuesto, en este momento tengo una confusión enorme, porque veo cómo, por parte de mi país, se está fraguando serias maniobras de acercamiento político, incluso monárquico con Cuba, sin ver un verdadero objetivo de bienestar para los héroes que allá viven (¿viven?), que no son otros que los pobres cubanos.

¿Qué es lo que está pasando? ¿Quiénes son los buenos y quiénes son los malos? ¿Es esta una situación dramática, o es un montaje? ¿De dónde sacaron el voto soberano del pueblo español para tan crucial y delicada iniciativa? ¿Es consciente nuestro Rey de las consecuencias que pueden acarrear estas decisiones?

¡Vamos a ver si yo me entero de una puta vez, coño! ¿Estamos contra Castro o en favor de Castro? Desde luego, más enrevesada no puede ser la cosa. Pero, por desgracia, así se resuelven algunos asuntos en España. Y, por lo visto, leído y oído, con aprobación de la Casa Real. Y, claro, después pasa lo que pasa, que aparecen las lamentaciones.
   
Decididamente, en vista de tanta oscuridad junta y sin la posibilidad de disponer de una luz para ver lo contrario, me asigno para mí, y en propiedad, los calificativos de ingenuo, neófito e ignorante. Empero, yo no soy de los más tontos, pero ahora es cuando no comprendo nada de nada. ¿Tiene doctores la iglesia para estas “cosillas”?


Por tanto desastre junto, omito acompañar
este comentario con una foro



achl

Mensajes : 11919
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  achl el Dom Nov 27, 2016 2:53 pm




El cuaderno de música y el galán

Soy una chica de 25 años. Estudio el último curso de música, y me tiene tan apasionada mi carrera, que siempre llevo conmigo un cuaderno de música por si surge de mi inspiración algo nuevo

A veces es sorprendente ver cómo historias tan tontas pueden volverse tan bonitas cuando se relatan en música.

Por ejemplo, parece que las notas musicales mejoran un infame camino de cemento desgastado y roto por los viejos árboles.

Me cercioré de ello cuando anotaba signos musicales en un cuaderno de música (acolada, caesuras, acordes, bemol...) escribiendo en él en forma de música las incidencias en el trayecto a una discoteca nueva, a la que me habían invitado.

Nunca pensé que le podía coger tanto cariño al desgaste de las suelas de mis zapatos, casi viejos. Pero ahora lo que sonaba en mi cabeza no era el repicar de taconeos al andar, sino una música por la que mis pies, sin mi consentimiento, empezaron a moverse de un lado al otro, a la vez que yo seguía a duras penas escribiendo en el cuaderno.

Los platillos resonaban más fuerte en cada punto o coma. La velocidad de mis rasgos, al escribir, iba al compás de la música, haciendo que mis notas fuesen encajando en armonía

Mientras caminaba, llegué a un punto en el que no sólo eran mis pies los que se movían con ritmo, también mi cabeza se giraba, y la tinta de mi bolígrafo se agolpaba.

Aquel ritmo evitaba mi nostalgia, y justo cuando se iba a desvanecer la pequeña felicidad que la música creo en mí, una cálida mano se posó en mi muñeca. Me vi llevada a la sensual pista de baile; un traje negro, unos zapatos negros y una camisa blanca, con una palomita negra, me habían cogido en propiedad. Instintivamente, miré hacia arriba: una sonrisa me cautivó como nunca. Los pasos y los giros eran rápidos, el baile no daba respiro, y mi cuaderno cayó al suelo, quizá para recordar el olvido, quizá para ser leído por alguien que sin saberlo le gusté, o quizá para guardar mi historia en aquellos pentagramas.

Pero un simple cuaderno no es suficiente para captar una música, ni el son de unos pies, ni el movimiento de una cabeza; quizá fue el beso que aquel galán me dio después de bailar, que conservo entre mis mejores recuerdos.

No sé si le tengo cariño a mi cuaderno de música, no sé si el desconocido galán, que apareció de repente, leyó lo que yo había escrito en él, lo que sí sé es que no hay mejor recuerdo que el de la persona que descubre la belleza en la letra y en la música de las canciones.


No pretendía hallar el amor de mi vida en aquella pista de baile, pero, sin siquiera imaginarlo, hallé un galán, con el que bailé dos piezas seguidas al compás de la música escrita en mi cuaderno, y cuando acabamos de bailar, mi galán me estampó, sin yo oponer resistencia alguna, un cálido beso en los labios



achl

Mensajes : 11919
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  achl el Miér Nov 30, 2016 6:51 pm




Y Bibian llamó


Decía el papel colgado en el tablón de anuncios de la universidad:

DOS CHICAS BUSCAN COMPAÑERA DE PISO, PARA COMPARTIR GASTOS DE ALQUILER. LLAMAR AL TF.......


Bibian pensó que si aún estaba el cartel era porque todavía no se habían decidido por nadie, ya que el anuncio llevaba una semana colgado.

____Hoy puede ser mi día de suerte -y llamó desde su móvil.
____¿Sí? -contestó una voz alegre y juvenil.
____Hola. Llamaba por lo del anuncio. Me gustaría saber si todavía estáis buscando una compañera de apartamento.
____Sí. Aún no hemos hallado a nadie que se adecue a lo que buscamos. Si quieres, esta misma tarde a las siete podemos vernos, ¿Puedes tomar nota de la dirección?
____Sí, sí, dime... dime...
____Calle Amapola, 21 6ºC. ¿Has tomado nota?
____Sí, nos vemos allí a las siete. Gracias. Hasta luego.
____De acuerdo. Hasta luego.

Cuando colgó, Bibian pensó que debería pasar por la pensión después de clases y antes de ir a la reunión. No quería que la viesen con la palma de la mano llena de bolígrafo rojo y la dirección anotada. Además, se lavaría el pelo, ya que estaba muy grasiento después de dos días trabajando en el laboratorio con todos esos productos químicos.

A la hora de la comida, Sole, informó a su compañera Marta de que a las siete tenían una entrevista con Bibian, al parecer una recién llegada a la universidad para el segundo trimestre estaba interesada en compartir el apartamento.

____Me parece perfecto, Sole, ¿pero ya le has informado de cuáles son los inconvenientes?
____No. ¿Qué quieres que ni siquiera venga a la cita? Cuando llegue ya lo verá y si aún así le interesa, entonces se lo explicamos y la convencemos de que tampoco es para tanto. O podríamos esperar, y cuando lleve unos días con nosotras le explicaremos el por qué de nuestro secreto.

A la hora convenida, Bibian, puntual a su cita, se encontraba delante del nº 21 de la calle Amapola. Le sorprendió que la puerta estuviera abierta y lamentó que no hubiera ascensor porque era un sexto piso, aunque no la frenó para seguir pensando que era su día de suerte. Su tercer día en la universidad y ya había hallado piso. Bueno aún no, pero estaba segura de caer bien a sus nuevas compañeras.

Llegó al rellano del sexto casi sin aliento respirando a duras penas. Llamó al timbre de la puerta C. Pero, qué raro la puerta también estaba abierta; la empujó con la mano y la puerta acabó de abrirse, ¡Ohh, no podía creer lo que estaba viendo…!

Ya instalada en el apartamento, tumbada en la cama de su habitación y contemplando las paredes, todavía desnudas de algún póster o cuadro, porque en realidad aún no había tenido tiempo de poner todas sus cosas, pensó en su situación: 'pocas fiestas podré organizar aquí'. Y al volver a pensar en sus compañeras recordó lo extraña que fue la entrevista. 'Creo que callan alguna cosa', pensó de nuevo. Se dio cuenta de que aunque lo explicase, nadie iba a creerla, por lo que decidió guardar silencio. Al fin y al cabo, a ella no le iba a afectar. O sí...

El campus de la universidad es como la plaza mayor de un pueblo, donde todo el mundo se encuentra y sólo que aquí nadie te saluda y todos van a su bola. Entonces, ¿en qué se parece a un pueblo?, se preguntarán los lectores. En que es el escenario de todos los chismorreos y los secretos a voces. A Bibian le gustaba porque era muy agradable poder tumbarse en el césped y estudiar al aire libre, y si se cansaba se pondría boca arriba y contemplaría el cielo. Tumbada y mirando el cielo, asomó por su derecha una cabeza que la miraba desde arriba, con pelo rizado y gafas redondas con montura de carey. Era Alex, aunque su nombre era Alejandro, a él le molaba que le nombrasen por Alex. Era el único amigo en la universidad. Bueno, sin contar a Sole y a Marta.

____¡Eh, que haces ahí parado; me estás tapando la vista!

Alex sonrió y se tumbó junto a su nueva amiga y le preguntó sin rodeos, porque sabía que si tardaba mucho en hablar ya no haría la pregunta por miedo a que Bibian se enfadase con él. Después de todo, tampoco tenían tanta confianza.

____Oye, Bibian, ¿sabes el por qué de que tus compañeras de piso nunca comen nada?
____¿Por qué me haces esa pregunta? ¡Claro que comerán, lo que pasa es que a lo mejor tú no las has visto!
____No, es lo que se comenta por ahí. Nadie las ha visto comer ni siquiera a mediodía. Además, ¿cómo te explicas el que no tuvieran nevera en su apartamento y hayas tenido que comprar tú una? ¿Tú las has visto comer o cenar algún día?

Bibian quedó pensando y aunque le molestaba el interrogatorio de Alex, reconoció que era raro; igual que el resto de cosas que hacían, como salir todas las noches a las doce en punto y volver a la hora, y siempre decían que hacía una noche maravillosa y que les encantaba mucho pasear bajo las estrellas.

____Hola, Alex, ¿has visto a mi gata Luna?

Se les acercó una chica un poco estrafalaria. No coincidían en clase, pero Bibian la conocía de vista del campus.

____Os dejo copias de fotos de la gata -dijo dirigiendo la mirada a Bibian-: si la veis, llamad al móvil que hay escrito en la cuartilla. Gracias -y se fue sin mediar más palabras.
____Pelín rara esta chica ¿no crees? -dijo Bibian, y Alex y empezó a reírse. Él sí coincidía en clases con ella, y Bibian tenía razón, era bastante rara.

Las clases de la tarde fueron aburridas, excepto la última con el profesor bacterius (le llamaban así por su parecido con el inventor de Mortadelo y Filemón). Al parecer estaba cabreado porque su gato persa aún no había vuelto de su última escapada, en busca de sexo.

A las seis sonó el timbre anunciando el final de las clases. Bibian recogió deprisa porque quería llegar al apartamento antes que las chicas, con el fin de poder husmear en lo que había detrás de la puerta verde, siempre cerrada con llave. No le dio tiempo. Sus compañeras llegaron temprano y sólo pudo dejar sobre el sofá su bolso y los libros cuando sintió la llave en la cerradura de la puerta de entrada. Ese mismo día a las doce en punto, y en cuanto salieron a la calle, volvería a intentarlo de nuevo.

____Hasta luego Bibian, nos vamos a dar una vuelta -dijo Sole.

Y Bibian escuchó cómo cerraban la puerta, tras ellas. Corrió en busca de una horquilla y una lima fina para intentar descubrir el secreto que había detrás de esa puerta verde. El miedo le hacia sudar y temblar las manos, por lo que se dificultaba más la tarea. Luego de media hora de intentarlo, y al tener pegada la cara a la cerradura... '¡uff, qué olor tan raro, huele a cebolla y ajo!', pensó. Cuando estaba casi a punto, oyó como se cerraba una puerta lo que hizo que cayera de culo del susto, perdiendo al mismo tiempo la horquilla que estaba medio girada en la cerradura. 'No es nada, será la puerta de un vecino', se dijo. Abrió una ventana, ya que sudaba y ya no sabía si del calor o del miedo. Al abrir la segunda ventana vio cómo Sole se agachaba a acariciar un gato que olfateaba cerca de las basuras. 'Ya están casi de regreso, ya no tengo tiempo', pensó de nuevo. Cerró las ventanas, recogió la horquilla del suelo, metiéndose en su cuarto como si todo el tiempo hubiera estado allí dentro.

A la mañana siguiente mintió diciendo que iba a la biblioteca, pero quedó esperando escondida detrás de un árbol. No hubo movimiento alguno por parte de sus compañeras y al final se cansó y pensó cómo podía haberse dejado enredar por Alex. Cuando se dirigía hacia el portal vio cómo Marta salía corriendo a tirar una bolsa de basura y, al girarse para ver que no pasaban vehículos..., ¡ohh, su camiseta estaba manchada de sangre! Le temblaban tanto las piernas que tuvo que sentarse en un poyete de esos grandes que hay de piedra. Miró de reojo y vio que Marta volvía a entrar en la portería. Cogió el móvil y llamó a Alex;

____¡Por favor, Alex, ven a mi casa enseguida! Te espero enfrente, donde las marquesinas de los autobuses. ¡No te tardes! -y colgó.

A Alex le pareció que estaba angustiada, y Bibian no era de esas chicas que se dejan impresionar por cualquier cosa.

Al cabo de veinte minutos llegó Alex. Bibian le explicó todo lo que había pasado y entonces Alex le increpó que por qué no le había contado lo de la habitación cerrada con llave, sabía que la decoración del apartamento era excéntrica y exagerada en colores. Eso ya las convertía en raras.

____Vamos a tomar algo y me lo explicas todo detenidamente y desde el principio.

Se sentaron en una cafetería y mientras Bibian le explicaba lo que vio el primer día en que se instaló en el piso, Alex ponía cara de incredulidad y repulsión al mismo tiempo.

____¿Por qué te quedaste con ellas?
____En el fondo es raro, pero cada uno vive como quiere y mi cuarto era lo suficiente amplio como para poder hacer vida en él sin la necesidad de compartir sitios comunes; bueno, salvo el cuarto de baño, del que ellas procuran sacarlos de la bañera antes de que yo entre.
____Bibian, estás alterada, creo que lo mejor es que te vengas a mi casa, comemos, vemos la tele y cuando estés más tranquila te acompaño a tu casa, y si quieres entre los dos inspeccionamos.

Bibian aceptó de buen grado, más que nada porque no estaba preparada para volver a su casa en ese estado.

____Alex, Bibian, nos vamos a dar nuestro paseo diario. Hasta luego.

Se oyó cerrar la puerta. Dejaron pasar unos minutos para asegurarse de que no retrocedían y se pusieron manos a la obra. Luego de diez minutos intentándolo, por fin la cerradura cedió y se abrió la puerta. Encendieron la luz del cuarto. ¡Qué es esto! No entendían nada. Una mesa, dos sillas, una estantería llena de botes con arroz, harina, azúcar, café, una caja de galletas y otra con magdalenas. Junto a la estantería había un fregadero y al lado una cocina con horno.

____¡Pero si tienen hasta nevera! Abrió la puerta de ésta y tenían verdura leche, mantequilla, salchichas, yogures, queso…
____¡Las muy ratas! Comen a escondidas para no compartir sus comidas.

Defraudados, Alex porque ya no había misterio, y Bibian por la jugada de traición y desconfianza. Salieron de la habitación y cuando iban a cerrar de nuevo se dieron cuenta que se les había caído la horquilla dentro del cuarto.

Bibian volvió a entrar otra vez. Su curiosidad no le permitió salir sin antes destapar la olla que había encima de los fogones, quería saber qué guiso habían comido al mediodía. Dio un grito espantoso, que le salió del alma. Tiró la tapadera al suelo y salió corriendo de la casa.


Mientras corría calle abajo, aterrada a más no poder, no podía apartar de su cabeza aquella cabeza de gato, cocinada entre verduras y patatas



achl

Mensajes : 11919
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  achl el Jue Dic 01, 2016 9:48 pm






La Prostitución

En síntesis


Desde tiempo inmemorial, la prostitución es una lacra de la humanidad, conjuga incultura, oportunismo, utilización ajena, necesidad y apetitos. La prostitución es el camino más corto en la consecución del bienestar individual.

Existen diversas y diferentes formas de prostituirse, la más propagada, la que más escándalo provoca en la sociedad es la prostitución sexual y precisamente, por tal, la forma de prostitución más morbosa. Los seres humanos vivimos de mito en mito, y así sucesivamente. La prostitución sexual implica nuestro mecanismo de reproducción, la perpetuidad de la especie, quien la ejerce lleva en su interior la ingenua satisfacción de demostrar a los demás sus talentos en la fase más primitiva de la relación animal y la consumación de placeres terrenales. También lleva consigo una suerte de supremacía o ventaja que, supuestamente, le caracteriza en relación a quienes les rodean sin percatarse que sólo es un error.



achl

Mensajes : 11919
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  achl Hoy a las 9:55 am




Ceremonial

Como el sol que nunca titubea en imponer su fulgor desde el amanecer al anochecer, con esta firmeza arde mi corazón lleno de fervor cuando recorre por todo mi ser el sentimiento que sólo me puede transmitir un segundo de tu mirada clavada en mis ojos. El sólo decirte que te amo no seria suficiente para poner de manifiesto tal avalancha de efusiones que inunda hasta la mas ínfima partícula de mi interior.

La conquista de tu amor, una ambición efímera que renace una y otra vez, cada vez que oigo tu fascinante voz resonando en mis tímpanos e inmortalizándose en un dulce recuerdo que tengo guardado celosamente en mi memoria. ¿Pero cómo lograr la gran conquista? Tal vez si te regalo el alba, el ocaso, el sol, la luna, el cielo, las nubes, el arco iris, la aurora, la hoja y la flor… la flor más hermosa para la más hermosa de todas las flores... esa eres tú.

Como esas cascadas que fluyen soberbiamente haciéndose paso entre montículos rocosos hasta llegar al fondo y unirse con la rivera, con esta determinación arde mi voluntad que murmura a mi cabeza y mi corazón frases sugestivas que reafirman el amor que siento por ti. Con el peso del mundo sobre los hombros, me levantaré una vez más sólo para buscarte. Aunque mil lanzas atravesasen mi cuerpo y mil dagas rajasen mis venas, nada podría matar lo que siento.

El esfuerzo valdrá la pena si es por ti, el sacrificio grato y la inmolación placentera, siempre vigilando en la espera del desprendimiento de una fragmento de tu ser. ¿Pero cómo conseguir la gran conquista? Tal vez si te regalo energía, voluntad, holocausto, abnegación, virtud y honestidad, pudor y probidad… mi verdugo o mi salvadora... esa eres tú.

Como arena en reloj que cuenta sin cesar el pasar de los segundos que pasan en la realidad, con tal paciencia me mantengo sereno y dispuesto para esperar por ti hasta el fin del universo, aguardando el tan aclamado día en el cual brotará de tu dulce y apacible boca las palabras que este enamorado anhela con pasión: 'te amo'.

En el lugar solitario de siempre, estaré esperando tu llegada triunfal que romperá cada eslabón de la cadena que me mantiene preso e impide la tranquilidad de mi alma que se retuerce por estar a tu lado. ¿Cuántos segundos, minutos, días, semanas, meses, años, décadas, siglos...? No importa, viviré lo que sea preciso sin dejar de amarte hasta el momento que me ames. ¿Pero cómo lograr la gran conquista? Tal vez si te regalo tolerancia y comprensión, constancia y persistencia, razón e intuición, conciencia y sabiduría, saber y verdad… la dueña de mis sueños y de mi realidad... esa eres tú.

Podría seguir eternamente escribiendo metáforas y abstracciones, pero el resultado será siempre el mismo. Lo que siento por ti y lo que te amo no puede definirse ni con las palabras más rebuscadas y más hermosas. ¿Pero cómo lograr la gran conquista? Te regalaría todo y en especial algo que nace en lo más recóndito de mi existencia...


...una palabra que reúne todo en un ceremonial, y que se llama 'amor', el vástago perpetuo de tu corazón... ese soy yo



achl

Mensajes : 11919
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  achl Hoy a las 10:07 am



Matización importante en el final de un párrafo de mi anterior escrito 'Ceremonial'....


Como arena en reloj que cuenta sin cesar el pasar de los segundos que pasan en la realidad, con tal paciencia me mantengo sereno y dispuesto para esperar por ti hasta el fin del universo, aguardando el tan aclamado día en el cual brotará de tu dulce y apacible boca las palabras que este enamorado anhela con pasión: 'TQ (Te Quiero)'.

achl

Mensajes : 11919
Fecha de inscripción : 06/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: MI BLOC, QUE NO BLOG

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 10:56 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.